fbpx

Pandemia frenó caída del consumo de alcohol y drogas en adolescentes pero deterioró la salud mental

por | Ago 15, 2022

pildoras salud mental portal cada dia mejor tv web
aviso la nueva ola cadadiamejor wide

Con el objetivo de disminuir el consumo de sustancias en niños, niñas y adolescentes de nuestro país, desde 2018 un grupo de académicos de la Clínica Psiquiátrica Universitaria de la Universidad de Chile, en conjunto con las municipalidades de Colina, Lo Barnechea, Peñalolén y Renca, asumieron el desafío de implementar el modelo islandés de prevención de consumo de sustancias en adolescentes, conocido internacionalmente como Planet Youth. Desde entonces, han sido asesorados por el Instituto Islandés de Análisis y Estudios Sociales (ICSRA). 

El año 2018 y 2020 se dieron a conocer los resultados del primer y segundo informe asociados a esta experiencia, y esta semana correspondió la presentación de la tercera y última muestra, cuyas conclusiones fueron dadas a conocer por el Dr. Carlos Ibáñez, jefe de la Unidad de Adicciones de la Clínica Psiquiátrica Universitaria del Hospital Clínico Universidad de Chile, quien lidera el proyecto junto al Dr. Paul Délano, director académico del Hospital Clínico de la U. de Chile.

Consumo y pandemia

Entre mayo y junio de este año, se midió a 3.853 alumnos de segundo medio de esas comunas, completando así la tercera medición en el país. El análisis muestra que el consumo de sustancias entre adolescentes disminuyó, sobre todo entre 2018 y 2020, pero luego la caída se frenó con la pandemia.

Al respecto, el Dr. Carlos Ibáñez, señaló que “afortunadamente tenemos resultados positivos. Hoy podemos decir que se puede y que han ido disminuyendo los consumos. Es importante reconocer el rol de la pandemia en estas disminuciones, pero tenemos también medidas objetivas para mostrar el avance en prevención en las comunas. El desarrollo del trabajo coordinado con estas comunas nos hace sentir orgullosos y contentos de todo el trabajo que hemos tenido hasta ahora”. 

Salud mental

Por otro lado, la encuesta mostró un deterioro en la salud mental adolescente. Si en 2018 un 21% declaraba tomar tranquilizantes o pastillas para dormir, en 2020 disminuyó a 19%, pero este año se elevó al 23%. Quienes declararon haberlos consumido en los últimos 30 días, en 2020, eran un 7%, y este año alcanzaron el 10%.

También hay una serie de otros indicadores que se consultaron en la encuesta y que han ido al alza: más jóvenes declaran sentir miedo, nerviosismo, falta de interés y de apetito, sentirse solos, problemas para dormir, ganas de llorar, falta de energía, entre otros.

“El gran desafío es ver lo que va pasar en los próximos años. Hay riesgos cuando tenemos cambios en el ciclo político. Muchas veces las distintas estrategias que se implementan van cambiando y no se sostienen. Esto genera que en temas como las drogas —en los que se requiere una política de Estado de prevención a largo plazo— no se pierda el trabajo y que podamos ver cómo colaborar con las autoridades nacionales para que esto se proyecte, para que otras comunas puedan aprender e implementar esta riqueza que hemos ido construyendo en conjunto con las comunas que se han mantenido con el compromiso por estos cinco años”, aseveró el Dr. Carlos Ibáñez

Share This