fbpx

Eduardo Ravani tras el regreso de la orquesta al Festival de Viña: “Era como un perro sin su árbol”

por | Feb 13, 2023

ravani portal cada dia mejor tv web
aviso la nueva ola cadadiamejor wide

El emblemático director de televisión y uno de los creadores del icónico “Jappening con Já”, tiene autoridad moral y profesional para referirse al tema: fue el primero en sacar a la orquesta del foso y subirla al escenario y convertirla en parte estética del  espectáculo del Festival.

Recurrir a Eduardo Ravani Vergara (81) para recoger su opinión sobre la revocada decisión de sacar la orquesta presencial del Festival de Viña del Mar, es escuchar de primera mano a uno de los creadores más fructíferos de la televisión chilena. Periodista de profesión (Universidad de Chile) comenzó su carrera cuando Televisión Nacional de Chile estaba en los albores con su sociedad Paparazzi Producciones junto a su compañero por décadas Fernando Alarcón.

En los siguientes años creó y produjo programas como “Dingolondango”, conducido por Enrique Maluenda, que por años fue la competencia dominical de “Sábados Gigantes” de Canal 13, derivando luego al humor por el hasta hoy vigente “Jappening con Já”.

Dirigió el Festival de la Canción de Viña del Mar en varias ocasiones y le cupo la responsabilidad de ser el encargado de inaugurar las emisiones en directo de televisión a color en Chile, el 6 de febrero de 1978.

¿Qué te parece que hayan decidido reponer la orquesta presencial del Festival de Viña?

-Los tiempos cambian y la presión de los artistas, como Valentín Trujillo, y de los medios hizo que primara el espectáculo sobre el dinero. Un Festival sin la orquesta presente es como un perro sin árbol o si lo prefieres un canal sin comerciales. Era algo inaudito y felizmente así lo entendieron los encargados de la producción.

Hay un asunto estético al sacarla porque te produce un efecto de frialdad. La gente quiere ver un show donde haya más estética. Sin duda que producía un impacto negativo. Me cargó la medida que se revirtió sobre todo a mí porque inicié el traslado de la orquesta del foso al escenario en el Festival de Viña.

¿Por qué la subiste?

Creí que era un tema estético. Pensé ¿por qué alguien que está dentro del contexto musical no puede estar en forma más activa? Todos los cambios eran para crear una estética que tuviera más impacto en lo audiovisual porque eso te produce una sensación de agrado tanto en el público presente como el que estaba frente al televisor.

Te digo más, hoy día estéticamente la orquesta es más que un tema de costo. Porque ellos igual graban. Siguiendo esa línea que impusieron los que hoy están a cargo, uno se podría preguntar por qué los cantantes no graban y se presentan con playback y no con sonido directo.

Además en ese festival hiciste por primera vez un verdadero show con la orquesta y el director musical estadounidense Ray Coniff…

Exacto. Lo tuve a Ray Coniff a las 8 de la mañana  ensayando en la Quinta y con la gente de sonido. El hizo una plantilla y me dijo esto tiene que sonar así, y la plantilla  la construyó sobre el teclado de sonido y cuando el cantara con el coro se debía colocar esa plantilla y así tenía que sonar. Fue un gran espectáculo que todavía lo repiten de cuando en vez en la televisión.

Recuerdos de Gina Lollobrigida

Hace unos días murió la actriz Italiana Giña Lollobrigida,  quien estuvo en el Festival del 78, ¿cómo la recuerdas?

Tengo muchos recuerdos de ella y su participación ya que era la presidenta del jurado. Ella fue un poco la clave para que yo no siguiera peleando con el alcalde de la época, que era un marino retirado, Raúl Aldana, que nos ponía todo tipo de dificultades para la transmisión del Festival a color. Cuando ella llegó, el alcalde se olvidó de todo y se dedicó a pasearla por Viña, en yate,  andar en bicicleta en la Quinta. Gracias a ella, Aldana se olvidó de nosotros y me dejó trabajar tranquilo para sacar adelante una emisión histórica para la televisión.

Recuerdo como si fuera hoy que a todo el jurado lo hice entrar por el escenario, otro cambio estético, y  pasaban a tomar su ubicación en la primera fila. Ella, bellísima, salió del fondo del escenario como si fuera una cantante y cuando vio la Quinta repleta de gente exclamó “Mamma mia cuanta gente”. Y los  modelos la llevaron junto al resto del jurado que era de  verdad, con personas relevantes como Chabuca Grande, los Chicago, no como los últimos jurados que llegan a ser paupérrimos.

Share This