fbpx

EL Festival de los amigos

por | Feb 27, 2023

cristina aguilera festival de viña portal cada dia mejor tv
aviso la nueva ola cadadiamejor wide

Por el Comité Editorial de “Cada Día Mejor”.

El buenísmo fue la estrella del último Festival de la Canción. Noteros, comentaristas, periodistas, comunicadores “expertos”, faranduleros desaparecidos y hasta un comentarista de deportes (?), opinaron sobre el evento viñamarino.

Los menos fueron cautelosos en sus opiniones, los más demasiado generosos en sus alabanzas y defendieron excesivamente su pega, hablando cosas triviales, algunas muy repetidas  y otras sin ninguna importancia, por lo que su participación no aportó mucho.

El “amiguismo” se impuso ante la crítica certera, fundada y aleccionadora. Lo que sucede es que todos son camaradas y en esa condición no hay una crítica seria y responsable, sólo existe un “buenismo” y un “amiguismo” que resulta incontrolable y que termina siendo una vitrina, donde todos se tiran flores descaradamente y exaltan sus virtudes, olvidando sus defectos.

La mayoría de los errores se justificaron y con esa actitud se echó mucho de menos a Italo Passalacqua.

Tuvo cosas curiosas este evento, En un programa satélite del Festival, animaban una modelo, con algunos problemas judiciales y una jueza televisiva. Curiosa mezcla. A un notero, lo echaron por intentar darle un beso a una comediante, con poco sentido del humor, mientras en las noches de la Quinta, el público obliga a los conductores a saludarse con un beso. 

Nadie propuso que las gaviotas se entregaran al principio de cada actuación, ya que todos y todas  las reciben, y así no interrumpir el show, con una entrega que ya resulta tediosa y repetitiva. 

Las competencias folklórica e internacional, ya no dan para más y hay que modificarlas. La programación debe ser revisada, para que no termine a las 3 de la madrugada del día siguiente. La parrilla resulta cada vez más discutible y el choque generacional no se supera. Al revés. Los animadores, pese a que gritaron harto, pasaron piola y le entregaron gaviotas a todos. El jurado es un chiste y está conformado por rostros de los canales que lo transmiten, sepan o no de música.

Ahora, los que juran son los mismos para las dos competencias…y a nadie le importa.

Los fracasos  en el escenario, transforman al artista que los sufre en héroe o heroínas de una actuación desafortunada y todos les dan ánimo para seguir adelante. Hay  también una “moralina” exagerada, donde todo lo que se diga debe ser correcto, propio de las buenas costumbres y de carácter aleccionador.  Todos quieren quedar bien con todos. Pareciera que nadie dice lo que siente, sino lo que le conviene y de esa manera no se reformula un evento, sino que se destruye. 

Da la impresión que a los que aparecen en pantalla solo les interesa quedar bien y que el público los apruebe, para no quedar sin trabajo y seguir así, disfrutando de una labor muy bien remunerada para los tiempos que vivimos.

El Festival está en la UTI, es necesario salvarlo con operaciones de alto riesgo y que las realicen profesionales verdaderos y no con los que se consigue  un Festival de Amigos que no nos sirve y menos nos proyecta, más allá de nuestras fronteras.

Lo mejor, Cristina Aguilera, (de otro planeta ), Fabrizio Copano, Carol G, los 60 años de Los Jaivas (un poco tarde, eso sí), y algún otro que entusiasmó al público.

Felícitamos a la alcaldesa por su sobriedad, su recato y por no asistir a programas de TV, adueñándose de una fiesta artística que no le pertenece y en la cual sólo participó cuando le correspondía. Ni parecida a la anterior, que figuraba como dueña del evento y aparecía en todos los canales, hablando lo mismo y emitiendo opiniones sobre temas que desconocía.

Hay mucho trabajo por delante para mantener un Festival que se ha ido deteriorando con el paso de los años.

La seguridad es un tema, por ejemplo, que cada día se complica más y que  no abordamos con decisión.

¿No le parece ?

Share This