fbpx

¿Me defiendo o dejo que me maten?

por | Sep 28, 2023

me defiendo o dejo que me maten portal cada dia mejor tv web
aviso la nueva ola cadadiamejor wide

La difícil situación que vivió el orfebre Leonidas Leiva, al que delincuentes comunes le robaron placas de oro valoradas en 50 millones de pesos, llama a la reflexión.

Él tenía un arma de fuego que no estaba inscrita y pese a ello la usó en su defensa y la de su familia. ¿Qué habría hecho usted? La pregunta es de difícil respuesta, aunque creemos que todos la usaríamos en una emergencia, como la que hemos relatado.

El resultado fue que el orfebre estuvo detenido y formalizado y los delincuentes desaparecieron, con el botín al hombro. Nos preguntamos de inmediato: ¿Ellos tenían el permiso para usar armas?

Más encima, la Municipalidad de Las Condes le clausuró su local al orfebre, por no tener los permisos de funcionamiento al día. O sea, a la víctima le cayeron las penas del infierno y los victimarios salieron libres de polvo y paja. ¿Es justo lo que ha sucedido en este hecho delictual?

No dudamos que es apegado a derecho, pero nos parece que resulta discutible la decisión judicial, ya que la autodefensa es algo humano y comprensible.

¿Por qué el orfebre no había inscrito el arma? Básicamente porque la tramitación y el papeleo es inmensamente largo y desgastante. Esto no lo justifica, pero nos lleva a pensar si no es posible reducir la burocracia que nos ahoga y nos hace postergar trámites que no debiéramos olvidar.

La situación tiene muchas aristas y lógicamente variadas opiniones, pero no hay duda que la víctima salió más perjudicada que los victimarios. Algo así como “el mundo al revés“.

Share This